El cumplimiento de las leyes, reglamentos y directrices internas es una prioridad en Porsche Holding. Sólo si se respetan las reglas y normas podremos evitar daños a nuestra empresa, a nuestros empleados y a nuestros socios comerciales. Por lo tanto, las faltas de conducta deben detectarse en una fase temprana, rectificarse y remediarse inmediatamente.

Esto requiere la atención de todos y su voluntad de señalar posibles infracciones graves de las normas cuando haya indicios concretos de ellas. También damos importancia a la información correspondiente de socios comerciales, clientes y otros terceros.

El sistema de comunicación de irregularidades es responsable de denunciar las infracciones graves de las normas y reglamentos. Se trata de infracciones que perjudican gravemente la reputación o los intereses financieros de Porsche Holding o de una de sus empresas.

El sistema de comunicación de irregularidades es un elemento importante del buen gobierno corporativo. Como parte de un procedimiento justo y transparente, el sistema de comunicación de irregularidades protege a la empresa, a los afectados y a los denunciantes. Los procesos uniformes y más rápidos, así como el tratamiento confidencial y profesional de la información por parte de expertos internos forman la base del sistema.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia como usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y acepta que las cookies se almacenen en su dispositivo.
Aceptar y continuar